Marcha 8M 2021
Foto: Sandra Lucario

Entre murallas avanzó la marcha 8M 2021

Tomar el cuerpo para tomar las calles no fue una decisión fácil para quienes participaron en la marcha 8M 2021.

A casi un año de  que se llamara al confinamiento, muchas nos guardamos de participar en reuniones con amigos y familiares para evitar el contagio. El coronavirus nos ha tenido en casa durante casi un año. Precisamente una de las últimas grandes concentraciones sociales fue la del día en el que se conmemoró la lucha de las mujeres por sus derechos en 2020. ¿Alguien imaginó que este lunes 8 de marzo de 2021 finalmente se lograran reunir tantas?

La convocatoria no llamó a la misma cantidad que el año pasado, pero asistieron más de las que esperaba. No importó el horario, ni que fuera día laboral, o que hubiera pandemia. El cubrebocas estuvo en cada boca de las mujeres que marcharon. No así en comerciantes o mirones. Las mujeres priorizaron la responsabilidad de mantenerse a salvo a sí mismas y a sus compañeras. Lo mismo ocurrió a la hora de manifestarse. Las participantes hicieron eco del “fuimos todas” y realmente lo fueron. Comenzaron el fin de semana, cuando intervinieron la valla que se colocó en Palacio Nacional con los nombres de las mujeres que han sido víctimas de feminicidios. El día de la marcha llegaron con aerosol. Cargaron vallas. Animaron a las que estaban en la vanguardia. Reaccionaron a los muros colocados alrededor de los edificios públicos y a los policías que los flanqueaban.

Marcha 8M 2021
Foto: Sandra Lucario

A las 13:00 horas, cientos de mujeres esperaban el inicio de la marcha 8M 2021, que volvía a arrancar en la explanada del monumento a la Revolución. Los golpes de decenas de martillos llamaron a quienes estaban sentadas en diferentes posiciones a rodear la valla de madera colocada alrededor del acceso al museo subterráneo del Monumento a la Revolución. También a los policías que esperaban desde temprano, apostados en las calles aledañas. Las vallas que ya habían sido pintadas con mensajes en contra de la violencia hacia la mujer empezaron a caer. “Fuimos todas” y “Nos están encapsulando” fueron los gritos que cambiaban los ánimos de las asistentes del revuelo a la tensión.

Las vallas, que en principio fueron conquistadas por quienes lograron treparlas y celebraron desde arriba, fueron cayendo. Los gritos de triunfo se escucharon bajo la cúpula del mausoleo. “Ojalá nos cuidaran como a sus monumentos”, se ha escuchado decir desde hace años y la frase ha hecho eco desde que las manifestantes decidieron ocupar los muros, paredes, puertas y monumentos para recordarle a quienes puedan leerlas la huella que la dejado la violencia de género que se vive en México.

Marcha 8M 2021
Foto: Sandra Lucario

Los contingentes fueron avanzando de a poco. Grupos de 30 mujeres. Otros de 100. Algunos más pequeños: una madre llevando a su hija en una carreola, acompañada de una amiga. Avenida Juárez no se convirtió en el hervidero de pañoletas moradas y verdes que se vio en 2020 por la reserva que se guarda ante la pandemia y por ser jornada laboral, pero la marcha 8M 2021 tampoco arrojó números estériles. Para muestra, las fotografías que dominan las redes sociales.

Además de las vallas, instaladas, según Andrés Manuel López Obrador, para evitar provocaciones, se ordenó un notable despliegue policial. En la contraesquina de la Parroquia de San Fernando, en Reforma y avenida Hidalgo, donde se habían colocado altos muros de metal, dos grupos de policías usaron extintores y lanzaron petardos contra las marchistas. Mujeres y hombres arrastraron las vallas de metal para evitar el paso de los uniformados. El enfrentamiento, que inició, según los gritos, porque la policía había detenido a un par de mujeres, se desarrolló durante varios minutos. Mientras ellas lanzaban todo tipo de objetos a los policías, ellos se cubrían con escudos (bautizados con los nombres “antimotín”, “antidisturbios”, “contragolpe”), y lanzaban humo de extintor y petardos.

Marcha 8M 2021
Foto: Sandra Lucario

Los enfrentamientos estaban localizados. En avenida Juárez las mujeres marchaban rumbo al Zócalo, que también se convirtió en un territorio de hostilidad. Las asistentes avanzaban entre edificios amurallados, marchistas gritando: “Señor, señora, no sea indiferente, se mata a las mujeres en la cara de la gente”, otras más llevando en lo alto pancartas: “México feminicida”, “Presidente opresor”, “Somos el grito de las que ya no tienen voz”, “Quemen todo”, “México transfóbico”, “Muerte al estado”, “Ni una menos”, “No estamos todas”, “Somos las nietas de las brujas que no pudiste quemar” y muchas escribiendo mensajes con aerosol en las paredes, los muros, las vallas, el suelo.

En los miles de metros cuadrados del Zócalo se concentraron grupos que habían dado por terminada su participación, otros que continuaban celebrando haber vuelto a tomar las calles mientras bailaban o realizaban alguna expresión artística. En Palacio Nacional, el llamado Muro de paz se convirtió en muro de gas, que los grupos de policías apostados detrás de las vallas metálicas le lanzaron a quienes se manifestaban, y a quienes lo documentaban. se instalaron policías alrededor de la construcción y sobre esta. En redes sociales denunciaron la presencia de francotiradores; más tarde aclararon: eran rifles para derribar drones.

Marcha 8M 2021
Foto: Sandra Lucario

La mañana de este martes 9 de marzo, en su conferencia de prensa, Andrés Manuel López Obrador, aseguró que su gobierno continuaría sacándole la vuelta a la confrontación e insistió en que tiene el apoyo del pueblo. Nosotrxs tenemos otros datos.

Para ver más imágenes, visita nuestras redes sociales.