¿Cómo serán los encuentros sexuales después de la pandemia?

encuentros sexuales

Foto: Gustavo Fring para Pexels

El panorama de los encuentros sexuales tras la pandemia no luce alentador:

“Paradójicamente, y solo en lo que respecta al coronavirus, la práctica sexual que menos riesgo tiene en pareja es la penetración vaginal”, explicó la sexóloga Irene Aterido a El País.

Reducir la inteligencia erótica a lo genital deja del lado la cuestión del derecho al placer. Besarse, hablar al oído, lamer, morder, exhalar hálito sobre la piel untada con aceite relajante térmico…, nada de eso está permitido en la “nueva normalidad”. ¿En dónde quedan los besos, diría cualquier pegajosa canción pop, si el coronavirus se propaga mediante las gotículas procedentes de la boca, que salen despedidas cuando una persona infectada tose o exhala?

O incluso cuando platica, canta o grita, prácticas que se le “recomendaron” evitar a los usuarios del metro de la Ciudad de México.

“Para la práctica erótica la saliva es básica, no me imagino la manera en donde no haya aunque sea tantita que te salte y es parte básica del encuentro erótico y del disfrute”: Verónica Maza Bustamante.

En México estamos por cumplir tres meses de vivir en aislamiento social. En este tiempo los mexicanos ya adelantaron que habrá cambios en su vida: tendrán más higiene, estarán más unidos a su familia, cuidarán más su salud, ahorrarán más, tendrán más conciencia de las enfermedades, valorarán más la vida, se prepararán para otra contingencia, cuidarán más el planeta…

Las expectativas de cada persona de lo que será la vida después de la pandemia son distintas. Hay a quienes les angustia pensar cómo será su vida sexual/romántica con este ‘nuevo orden mundial’. “Es demasiado pronto como para sacar tendencias y saber qué va a pasar”, explica la sexóloga Verónica Maza Bustamante, al ser cuestionada sobre los cambios que traerá el covid-19 en las prácticas sexuales.

Aunque no quiere adelantarse ni generalizar, pues como experta en sexualidad sería muy irresponsable fantasear con cómo será la vida una vez que inicie el desconfinamiento, sí cree que cuando todo el mundo pueda salir, se va a empezar “a besuquear y a abrazar” como si la cuarentena no hubiera ocurrido: “Yo creo que va a haber de todo, que habrá quien se atasque, quien ya no quiera salir. Sí he visto en redes sociales gente que dice: ‘Ya me está aterrando la idea de salir’, pero es gente que vive con miedo”.

Además de liberarse del miedo de salir, esas personas también tendrán que armarse de valor a la hora de pensar en darle un besito a su pareja.

La experta en sexología señala que en lo que respecta al encuentro erótico, los peligros siempre han existido: “Antes del coronavirus estuvo el herpes, el VIH, el virus del papiloma, el molusco contagioso, la sífilis, la gonorrea. Tampoco es que llegó de Marte una cosa rara”.

Insistió en que para tener una práctica erótica satisfactoria con alguien a quien no se ha podido ver o con alguien nuevo, basta con seguir los consejos “que ya de por sí sabemos”. O, en todo caso, se puede acceder a la prueba para comprobar el estado de su cuerpo frente al virus.

“Tenemos que aprender a vivir con todas estas cosas, y aprender a cuidarnos para que cualquier práctica erótica, aunque sea lo más extravagante del mundo, sea sana, segura y consensuada”, afirmó.

Maza Bustamante aconsejó: “Si quieres estar seguro, ahorra y hazte el examen y establezcan acuerdos: ‘¿Ya nos vamos a volver a ver? Ok’. Si no tienes pareja, búscate un fuck buddy pero que sea una misma persona, cero amor, cero relación de pareja, que sea una persona para que limites esos peligros”, detalló.

Este 31 de mayo, a pesar de que continuamos con el semáforo en rojo, en México terminó la Jornada Nacional de Sana Distancia. En este transito a la Nueva Normalidad hay muchas dudas sobre lo que va a pasar con las parejas casuales y con cómo se van a retomar los encuentros.

“Es claro que la realidad se transformó y que lo que suceda va a ser algo nuevo, y que jamás vamos a poder volver a los mismos rituales, expresiones, posibilidades de antes de la pandemia. Si partimos de ahí nos podemos dar cuenta de que tenemos una enorme chamba por delante”, sentenció.

Finalmente señaló que “en el mejor de los casos”, lo que nos tendría qué enseñar esta pandemia “es que podemos ser más conscientes de lo que significa vivir. Y eso aplica en todos los niveles, no solo en lo sexual”.

Sandra Lucario

Mexicana, 37 años. Estudié periodismo en la UNAM, en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales. He trabajado en Quién.com, Chilango.com, Garuyo.com, HuffPostMéxico.com. Actualmente trabajo en Univision.com y estudio una maestría de fotografía y estudios visuales.

Leer previa

Reconocer nuestras emociones durante el ‘encierro’

Leer siguiente

Sentirte libre, así como Puchita