La desconexión menstrual: un pasón que solo algunas mujeres se pueden dar

menstrua

Foto: Polina Zimmerman para Pexels

Cada mes se repite la misma historia: dolor, malestar, mal humor y un sinfín de cambios hormonales que hacen que las mujeres nos sintamos más tensas que con una faja nueva. Se acerca la menstruación…

Y, a pesar de que por todos lados nos dicen que la abracemos y la veamos como un proceso natural y hermoso, a muchas nos viene a partir la mandarina en gajos nuestro bienestar físico y emocional.

Pero, qué pasaría si alguien se te acercara y te dijera que, en verdad, la menstruación puede hacerte sentir renovada, soñada, e incluso, inducirte en un estado alucinante. Fascinante, ¿verdad?

Maisie Hill, en su libro, ‘Period Power’ (El poder de la menstruación), explica que la desconexión menstrual implica que las mujeres pueden aprovechar su ciclo para motivarse, enfocarse y, aparentemente, sentir como si se estuvieran dando un pasón.

Hill lo explica así: durante los primeros días de la menstruación se produce un aumento en la producción de oxitocina y endorfinas. ¿Y eso qué? Te preguntarás. Bueno, pues la oxitocina es la hormona responsable del amor, hace que seamos compasivas, amables. Y las endorfinas, por su parte, son las que nos hacen sentir bienestar y felicidad.

Por tanto, Maisie asegura que debido a este aumento, las mujeres pueden entrar en un “estado de ensueño y alucinación” al encerrarse en una habitación oscura, colocar las manos sobre el abdomen y enfocarse en la respiración meditativa.

Quienes han podido hacerlo, aseguran sentir una especie de “pasón” que las induce a un estado de sueño donde experimentan visiones, tal como la propia Hill describe en su propia experiencia.

Eso sí, no es algo que todas las mujeres logren experimentar, pero quienes lo han hecho dicen que les ha brindado momentos de comprensión y sanación.

Es cierto, “el pasón menstrual” no es un término aceptado científicamente, pero lo que sí es un hecho es que durante la menstruación se pueden presentar diferentes procesos psicológicos lo cual puede generar estos episodios.

No está de más probarlo.

Nancy Martínez García

Leer previa

Diálogos de una gorda: la reivindicación de nuestros cuerpos

Leer siguiente

Yo, gorda