Ellos sexualizan a las mujeres, ella corrige el mensaje con collages

Mujeres

Collage: Frinee Lima

Durante décadas, los pechos, brazos, piernas, abdómenes, nalgas y rostros de las mujeres han sido exhibidos en anuncios y portadas de revistas como productos. Imágenes como estas saturan las calles, las redes sociales y, desde el 2018, la cabeza de Frinee Lima.

Frinee es una artista visual mexicana que recorta todo tipo de publicaciones nacionales impresas para crear collages que hagan frente a la cultura masiva que reproduce, crea y refuerza los estereotipos de belleza que reducen a la mujer a un objeto, listo para ser consumido visualmente por hombres heterosexuales.

Su material favorito son las revistas pornográficas y las llamadas “revistas masculinas”. Con ellas, dice en entrevista telefónica, puede armar imágenes en las que las mujeres se muestran como una identidad con personalidad: “Me gusta mostrarlas disfrutando de su sexualidad, sin hombres que las consuman”.

mujer collage

Cuerpos diversos y letras que forman las frases: “No voy a convertir mi cuerpo en una cárcel”, “Desperté con ganas de ser yo”, “Soy sexual, sensual, madura, única, orgullosa” componen sus collages. De uno salen dos, tres o más. Frinee los multiplica para luego poder pegarlos en las calles de la Ciudad de México.

Lo que hace raya en lo ilegal. Ella lo sabe, sin embargo, el miedo a la policía no la paraliza, pues su objetivo es más grande: denunciar la violencia hacia la mujer que los medios de comunicación y la publicidad han perpetuado y que recae en mostrarle a todas que hay algo mal con su cuerpo.

“En las calles solo observas anuncios de depilación o para bajar de peso, este tipo de imágenes me han impactado mucho desde niña”, explica.

“Por eso quiero poner mensajes que casi no existen en las calles”.

mujer collage

Salir y pegar su trabajo en el espacio público, tanto para Frinee como para otras chicas que se dedican a ello, ha sido una técnica poderosa con la que pueden apropiarse de la calle y visibilizar la imagen de la mujer como fuente de ideas.

“El paste up me abrió todo un mundo”, añade la también estudiante de cinematografía. “El primer collage que hice lo publiqué en Instagram. Al principio, no quería mostrar mi trabajo a personas que no conocía, pero mis amigos me animaron a hacer pública su cuenta y a subir lo que hacía.

Tomé el consejo y así conocí a las Paste Up Morras”. Ellas son un grupo de creativas que empezó a organizarse por WhatsApp para salir y adherir en paredes ilustraciones y frases que hablaban del cuerpo femenino, la libertad sexual, el amor propio, el acoso y la violencia de género.

mujer collage

Luego de trabajar junto a estas chicas, Frinee se sintió segura y lista para propagar su mensaje en un lugar del cual se había sentido excluida: “Durante muchos años había pensado que la calle era un espacio solo para hombres y los grafiteros”, cuenta. “Las morras de paste Up hicieron que me diera cuenta de que las mujeres también podíamos salir y pegar, que la calle también era nuestra”.

Desde este terreno, Frinee sigue expresándose. Le gusta que la gente vea sus collages, aunque sea unos segundos e interactúe con ellos porque, dice, solo así cumplen su función: hacer que otros cuestionen la violencia machista.

“Sé que con mis collages no voy a cambiar el mundo, sé que el problema es mucho más profundo y se tiene que tratar desde raíz”, afirma. “Creo que lo que hago y el arte de mis compañeras hacen, si bien no rompen el problema, sí lo fisuran, lo agrietan. Eso es un paso”.

 

 

mujer collage
Collage: Cortesía Frinee Lima

 

mujer collage
Collage: Cortesía Frinee Lima
mujer collage
Collage: Cortesía Frinee Lima

 

mujer collage
Collage: Cortesía Frinee Lima

 

mujer collage
Collage: Cortesía Frinee Lima
mujer collage
Collage: Cortesía Frinee Lima

 

mujer collage
Collage: Cortesía Frinee Lima

Claudia Aguilar

Leer previa

Sexo en tiempos de coronavirus

Leer siguiente

Diálogos de una gorda: la reivindicación de nuestros cuerpos