Tejer redes en Ciudad Neza, el compromiso de Colectiva Moradas

Colectiva Moradas

Colectiva Moradas/Instagram

Son una colectiva joven. Se conocieron el 8 de marzo de 2019 y un año después no sólo se han organizado para realizar el performance ‘Un violador en tu camino’ en Ciudad Nezahualcóyotl, actualmente encabezan la campaña ‘Comemos todas o ninguna’, una colecta de víveres con la que ayudan a las vecinas del municipio que perdieron su trabajo o que se han visto afectadas por el coronavirus.

Arely Reyes, Estrella López, María Acevedo, Alejandra Paleta, Laura Martínez, Viridiana Espinosa y Laura Galicia son parte de Colectiva Moradas, un grupo de mujeres que se conocieron en 2019, en el marco de la concentración del Día Internacional de la Mujer de la Ciudad de México. Tras organizarse para trasladarse juntas a la capital del país para marchar, hablaron sobre la posibilidad de hacer algo en su localidad y trabajar para descentralizar el movimiento feminista.

Hartas del abandono y la ausencia del Estado, se han hecho cargo de su seguridad y la de sus vecinas: las mujeres que habitan en la periferia.

Marginadas y revictimizadas de manera constante, además de ser vistas como la mano de obra de la Ciudad de México, las mujeres de la periferia son sobreexplotadas: “Acá en el estado todo es dos veces más caro y es más difícil conseguir cosas básicas. Para obtener un ingreso debemos desplazarnos hacia el centro y otros sitios. No tenemos tiempo, nuestro tiempo se nos va en hacer estos recorridos de más de dos horas. Hay quienes deben hacerlo diario porque son las cabezas de sus familias”, explicó Estrella.

“Nosotras buscamos acuerpar a otras mujeres desde nuestra postura y desde lo que asumimos como feminismo”.

Colectiva moradas
Colectiva Moradas/Instagram

Como habitantes del edomex, las integrantes de la colectiva han vivido en carne propia las condiciones de pobreza, desigualdad y violencia. Por eso, su prioridad es hacer comunidad con las habitantes de los barrios y colonias del municipio: “Nos centramos en tejer redes con otras mujeres, y lo hacemos dependiendo de las condiciones”.

Las integrantes de Colectiva Moradas han trascendido su trabajo político a las calles del municipio. Como respuesta a la desaparición de cuatro adolescentes, ocurridas en la colonia Las Águilas, pintaron un mural en el que escribieron “Queremos a todas de vuelta”. De acuerdo con Alejandra: “esta fue una manera de apropiarnos de los espacios públicos que han sido abandonados, otra vez, por el Estado, y que dejaron de ser espacios seguros para las mujeres que vivimos en estas colonias o barrios”.

Su intención es reapropiarse de las calles para hacerlas un espacio seguro para las mujeres y niñas que las habitan y transitan. La activista se mostró orgullosa porque hasta ahora no se ha hecho ninguna pinta sobre su obra: “lo que significa que respetan y reconocen nuestro trabajo”.

Además de organizar talleres sobre prevención de abuso sexual en menores y  autonomía sexual, Colectiva Moradas también lanzó una convocatoria para la marcha del pasado 8 de marzo. Para Estrella, “fue histórica porque regularmente las movilizaciones que se hacen en el estado convocan a 30, 40 personas, y la del 8 reunió a cientos de mujeres”.

Asegura que con esta movilización “le dejamos claro al Estado que aquí hay un movimiento feminista y que nuestra rabia es tanta que decidimos que era momento de explotar”, por lo que salieron al espacio público “para dejar claro que las calles siempre han sido nuestras y que las volveremos a tomar”.

Colectiva Moradas
Colectiva Moradas/Instagram

Otra de las actividades por las que llamaron la atención fue por haber pegado los rostros de los agresores de mujeres y las denuncias que les llegaron a sus cuentas en redes sociales en diferentes puntos de la ruta del metro Guelatao a Bellas Artes. Cansadas de que siempre se viera el rostro de las víctimas, incluso con imágenes muy desagradables, decidieron sacar del anonimato a quienes violaron, acosaron y golpearon: “Imprimimos los rostros, fueron más de mil copias, y los fuimos pegando durante nuestro recorrido a la ciudad. Fue principalmente en los vagones”.

“No queremos que sigan en el anonimato y tengan nuestro silencio, queremos dejarles claro que nosotras aquí seguimos y no nos vamos”.

Desde principios de abril crearon la campaña ‘Comemos todas o ninguna’, en la que invitan a sus seguidoras de redes sociales a ayudar con víveres o suministros a quienes se han quedado sin recursos para alimentarse, como consecuencia de las medidas tomadas por la pandemia. También convocan a sus seguidores a informarles de aquellos que necesiten el apoyo.

“Ideamos la campaña al no poder tener contacto físico con más mujeres, y ver las condiciones de desigualdad que afectaban, principalmente, a las más pobres”, explicaron.

Hasta ahora le han brindado el apoyo a familiares de víctimas de desaparición o feminicidio.

Colectiva Moradas
Colectiva Moradas/Instagram

Sobre su activismo feminista, María, Estrella y Laura explicaron lo que significó para ellas pasar de la teoría a la acción.

“El feminismo tiene que ser activista. De nada sirve que te proclames feminista si en tu entorno no lo llevas acabo. Tienes que aplicarlo y darle significado a la palabra sororidad: meterte con más mujeres; involucrarlas, hacer algo con y por ellas”: María.

“La teoría es importante porque con base en ella tú te vas haciendo de un discurso político y un mirar político. A partir de esta postura política que tienes es como puedes ir apoyando a tus compañeras”: Estrella.

“Además, la teoría no es absoluta. Tenemos que experimentar con otras mujeres para conocer sus realidades y necesidades, así como las nuestras, y modificar tal vez la teoría. Debemos generar nuestras propias salidas”: Laura.

Ciudad Nezahualcóyotl es uno de los tres municipios del estado de México que han registrado el mayor número de feminicidios, de 2015 a la fecha. De acuerdo con cifras oficiales de la Fiscalía General de Justicia del estado de México, Ecatepec encabeza la lista con 52 y le siguen Chimalhuacán y Neza con 26 feminicidios.

De los 125 municipios que integran el estado de México, solo en 11 fue decretada la Alerta de Género, Neza es uno de ellos.

Sigue a Colectiva Moradas en su cuenta de Facebook y en su Instagram.

TAMBIÉN PUEDES LEER:

Vulvísima: una colectiva que fortalece la autonomía de la mujeres

Claudia Aguilar

Leer previa

La omnipresencia de la masturbación

Leer siguiente

‘Confessions of vulva’ invita a las mujeres a descubrir sus genitales