Vulvas de cerámica para reivindicar el sexo femenino: ni maldito ni pecaminoso

vulvas de ceramica

Si escribes la palabra “vulva” en el buscador de Instagram, puedes encontrar pinturas, acuarelas, tejidos, ilustraciones, caricaturas, videos, esquemas y ahora, afortunadamente, también vulvas de cerámica.

La pintora española Carmen Vargas (Córdoba, 1970) y la ceramista francesa Karine Pascual se unieron para llevar a cabo un proyecto que normaliza y visibiliza la vulva, una parte del cuerpo femenino que siempre ha estado escondida y que sigue siendo un tabú.

A manera de crítica por el tipo de contenidos que ofrece Google (cómo retocarla estéticamente, enfermedades o simplemente su anatomía y nada más), Vargas y Pascual se pusieron el reto de rendirle un homenaje artístico a la vulva, que la visibilice como algo natural y lleve a hombres y mujeres a dejar de verla como “algo vergonzoso o que tengamos que esconder”.

Vulvas de cerámica para reivindicar el sexo femenino: ni maldito ni pecaminoso 1

Vamos, que estamos hasta el coño de que siempre se utilice a la vulva de una forma patriarcal.

Las artistas señalan que, desde la prehistoria, la vulva ha sido representada en el arte como símbolo de fertilidad, amuleto contra lo maligno o culto hinduista “YONI”, simbolizando la sexualidad de diosas y la representación del origen de la vida.

La vulva representaba algo maldito y pecaminoso, pues.

No fue sino hasta que Gustave Courbet pintó en 1866 ‘L’Origine du monde’, que la vulva retomó su protagonismo, y comenzó a ser vista “como algo positivo que hay que venerar y adorar”.

Vulvas de cerámica para reivindicar el sexo femenino: ni maldito ni pecaminoso 2

La idea de crear un taller de cerámica centrado en la fabricación de esculturas con forma de vulvas nació en Onda, Castellón, España, después de que las artistas participaron en unas convivencias de cerámicas, dirigidas por la artista belga Natalie Doyen.

Mientras realizaban un mural, se dieron cuenta de que todos lo que dibujaban, involuntariamente, tenía forma de vulva: “Los compañeros y las compañeras nos miraban con risitas y avergonzados”, relataron.

Vulvas de cerámica para reivindicar el sexo femenino: ni maldito ni pecaminoso 3

Fue su impulso artístico y la reacción de sus compañeros lo que las motivó a poner las bases para realizar un “bien merecido homenaje” a las vulvas, que destacara su protagonismo y cumpliera el objetivo de que en el futuro “no tengamos ningún tipo de vergüenza de hablar o ver una vulva”.

Las artistas se declaran feministas, unas “locas de coño”, porque “es la única forma que hay de vivir”.

Vulvas de cerámica para reivindicar el sexo femenino: ni maldito ni pecaminoso 4

Las obras que resultaron del taller se presentaría en una muestra que se realizaría del 14 al 28 de marzo en España, pero la problemática de salud por la que atraviesa el mundo las obligó a aplazar la apertura. Nos mantendremos atentas a sus redes sociales para dar a conocer cualquier nueva información que generen sobre la exposición.

Sandra Lucario

Mexicana, 37 años. Estudié periodismo en la UNAM, en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales. He trabajado en Quién.com, Chilango.com, Garuyo.com, HuffPostMéxico.com. Actualmente trabajo en Univision.com y estudio una maestría de fotografía y estudios visuales.

Leer previa

Yo menstrúo: así me reconcilié con mi menstruación

Leer siguiente

Ella es Abraham Seperras, la ‘drag queen’ que va contra el coronavirus