Humanos en tiempos de coronavirus

Coronavirus

En los últimos días se han acrecentado en México el número de casos de coronavirus, así como las voces de los ciudadanos que, como medida preventiva, piden que todos nos unamos y nos quedemos en casa.

Esta situación tiene dos caras. Por un lado, tenemos a un grupo de la población que, a pesar de los sacrificios que esto pudiesen representar, tienen más facilidades para llevarlo a cabo. Por el otro, está una gran parte de la sociedad que tiene un negocio, que es comerciante, o que trabaja de forma independiente –como artistas, artesanos y demás personas que ofrecen un producto.

La realidad de México es que “quedarse en casa” para muchos significa no tener ingresos que nos permitan pagar los gastos básicos como la vivienda o, incluso, la comida. Parar significa que por un tiempo indefinido no habrá ingresos fijos y entonces debemos buscar alternativas para sobrellevarlo y subsistir mientras se logra contener al virus.

Es así como en este momento nos vemos en medio de dos retos: frenar la propagación del coronavirus y el no morir en el intento (y no hablo precisamente de enfermar).

Coronavirus

Sí, es un hecho que esta crisis de salud nos lleva a experimentar otro tipo de situaciones que nos colocan en el límite; si logramos verlas de forma optimista, pueden resultar transformadoras y hasta gratificantes (eso espero).

¿A qué va todo esto? A que es un buen momento para sacar lo mejor de nosotros mismos y entender que hay para quienes “quedarse en casa” significa no generar ingresos. Y sí, al día de hoy todavía necesitamos dinero para comer, para pagar nuestra vivienda, y para vivir, en general.

Si todos estamos tomando conciencia para cuidarnos entre nosotros y no contagiarnos, también podríamos hacerlo para que nadie se venga para abajo en estos momentos en que todo es incierto.

Humanos en tiempos de coronavirus 1

¿Qué hay que hacer? Consumir en los negocios locales, con personas que son autónomas, hacer mover la economía entre nosotros, en medida de nuestras posibilidades. ¡Hagamos redes de colaboración!

Para finalizar, quiero compartirles que leo el tarot (por si me quieren contactar, me puede encontrar en Twitter como @Vir_y y en Instagram como Bruja Búha), y hace unos días hice una lectura sobre qué es lo que debemos aprender de esta experiencia del coronavirus.

El mensaje fue: vernos a través del otro, aceptar el rol que cada quien tenemos en la sociedad, la idea de la colectividad, trabajar por el bien común, no individual y ser PACIENTES.

Ojalá que esta experiencia nos haga sacar lo mejor de nosotros mismos y que resulte transformadora en un buen sentido.

Coronavirus

Viridiana Lazarini

Leer previa

La visión femenina del placer sexual: arte erótico vs pornografía

Leer siguiente

Tips sexuales para mujeres en cuarentena