Estos calzones de vulva quieren normalizar la anatomía sexual

Calzones de vulva

“¿Tienes una vagina con fugas?”, se lee en Instagram. Se trata de la última publicación de Knickerocker, la marca de ropa interior y lencería diseñada por Nichola Thompson, quien lanzó al mercado estos divertidos calzones de vulva.

La diseñadora, costurera, fotógrafa y empacadora de la marca continúa: “En serio, si tienes una hemorragia o una descarga al azar, tengo la respuesta para no arruinar tus calzones blancos”. Se trata de unas piezas de lencería (bragas, calzones, bombachas, panties, como prefieras llamarlas) con forro reforzado y con el estampado de una atrevida vulva en la entrepierna.

Calzones de vulva

Aunque las creó a solicitud específica de un cliente, Nichola agregó esta gran idea a su tienda online por su utilidad. ¿Quién no ha sido sorprendida por las secreciones que el cuerpo llega a expulsar por accidente? ¿Quién no ha dejado de usar ropa interior blanca por esta misma razón? A pesar de que no puede tomar el crédito por la idea, para Nichola estos calzoncillos son una solución genial al problema, por eso los lanzó al mercado.

Las bragas con la impresión de una vulva no solo son útiles para retener las secreciones vaginales, también representan una manera de normalizar los órganos sexuales femeninos: “Algo así como decir: ‘Mira, tengo esto, lo tiene también el 50% de la población, y no es asqueroso ni un gran tema'”, explica.

Calzones de vulva

Antes de las de vulva, creó las de útero: bragas con la impresión de un útero en serigrafía. El nuevo diseño es una adición a ellas y el inicio de una colección que también integra panties con el dibujo de una pelvis.

En comparación con los otros dos, los calzones de vulva tienen la imagen precisamente en la parte de la entrepierna, lo cual “es definitivamente novedoso”, señala –orgullosa– la diseñadora de ropa interior.

Lo que más le gusta de sus diseños es que son divertidos “y un poco descarados. Y eso me gusta”, agregó.

Calzones de vulva

Nichola tiene una licenciatura en Bellas Artes de la Universidad DeMontfort, en Inglaterra, y una maestría en Bellas Artes en la Central Saint Martins de la Universidad de las Artes de Londres. Comenzó su empresa en Burbank, California, pero después de divorciarse volvió al noreste de Inglaterra, desde donde realiza los envíos de las prendas que diseña a nivel mundial.

Trabaja en su estudio junto a su fiel basset hound.

Mira su página web y descubre todos los diseños disponibles.

Sandra Lucario

Mexicana, 37 años. Estudié periodismo en la UNAM, en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales. He trabajado en Quién.com, Chilango.com, Garuyo.com, HuffPostMéxico.com. Actualmente trabajo en Univision.com y estudio una maestría de fotografía y estudios visuales.

Leer previa

Así nos reprime el patriarcado: mi cabello

Leer siguiente

La visión femenina del placer sexual: arte erótico vs pornografía