6 propuestas para los hombres en el Un Día Sin Mujeres

un día sin mujeres

El 9 de marzo se llevará a cabo el Paro Nacional de Mujeres, para protestar por la violencia que amenaza a las mexicanas, y que se refleja en la ola de feminicidios que han ocurrido en los últimos años. Un día sin mujeres.

El gobierno, diversas instituciones, empresas y personalidades de distintos ámbitos aseguran apoyar al movimiento Un día sin mujeres. Y aunque aún hay voces (tanto femeninas como masculinas) que están en contra del paro, el interés de la ciudadanía por participar la ha llevado a preguntarse cómo hacerlo.

Después de la marcha del Día internacional de la mujer, pararemos para hacer sentir la importancia de nuestro trabajo y nuestra presencia en la sociedad. Quienes no van a poder parar son los hombres, que tienen una nueva oportunidad de oponerse al patriarcado y valorar los aportes de las mujeres en lo económico, social, cultural, artístico, científico, etc.

Estas son algunas de las acciones que los hombres pueden realizar el próximo 9 de marzo.

Sugerencia 1.  Hombres cuidadores de tiempo completo

En México, el trabajo de cuidados recae en las mujeres. De acuerdo con Inmujeres, cada día, las mexicanas salimos del trabajo y le dedicamos 4 horas extra a cuidar a los hijos, alimentarlos, ayudarlos con las tareas, limpiar la casa, administrar los gastos, atender física y emocionalmente a la familia (niños, adultos mayores, personas enfermas o con discapacidad, etc). En la mayoría de los casos, esta actividad viene sin ninguna remuneración. ¿Cuánto invierte tu pareja en esta actividad? Reflexiona con tu compañero y negocien.

6 propuestas para los hombres en el Un Día Sin Mujeres 1

El trabajo de cuidados se organiza de forma desigual en México, que le quede claro. No, no se trata de que te ayude ese único día: la casa es de los dos, los hijos también y las mascotas, igual que el compromiso con la familia. La responsabilidad es mutua.

El trabajo de cuidados impide a millones de mujeres acceder a educación, salud, empleo digno y suficiente, participación política, contextos libres de violencia y todo lo que significa construir y disfrutar su vida a plenitud y satisfactoriamente.

La manera precaria e invisible en que las mujeres venimos realizando el trabajo de cuidados en este país tiene que cambiar.

Sugerencia 2: Que se responsabilice de la famosa ‘lista de cosas por hacer’

La mujer también “heredó” la tarea de organizar las actividades de cada miembro de la familia, tanto dentro como fuera del hogar, y de preocuparse por su cumplimiento. Este trabajo, estresante y no reconocido, también le toca a los hombres.

En el marco del día en el que las mujeres demostrarán su peso en la sociedad, un buen primer paso para la reflexión masculina sería dejar de asumir que las decisiones del hogar deben ser tomadas por nosotras.

El segundo sería que, en una hoja de papel, tu pareja enlistara los pendientes, no sólo de esta jornada, sino de todo el mes: limpiar la casa, poner la lavadora, preparar el desayuno, la comida o la cena, organizar el uniforme de los niños, llevarlos a talleres, a cursos extracurriculares, a citas médicas, etc., etc., etc.

6 propuestas para los hombres en el Un Día Sin Mujeres 2

Llevar el control de actividades y necesidades de cada integrante de tu familia, además de las propias, no debería ser un tema de género. Que tu salud mental, libre de ansiedad, sea el incentivo que necesita tu pareja para advertir que la organización del calendario familiar no puede recaer en una sola persona.

Sugerencia 3: Hombres contra la violencia hacia las mujeres

Estimular a tu esposo, padre, novio, hermano, amigo para que abra la conversación en sus círculos sociales inmediatos o a través de sus redes sociales tendría que ser un avance positivo.

Quizá no está muy informado, invítalo a investigar, una vez que termine de entender, dale la bendición para que genere una discusión con otros hombres sobre la violencia en contra de las mujeres, la paridad laboral, la brecha salarial, el acoso callejero, el acoso laboral, los feminicidios, etc.

Sugerencia 4: Que los jefes combatan el acoso laboral en su empresa

El movimiento #MeToo evidenció la violencia sistémica que experimentamos las mujeres en nuestro círculo familiar, estudiantil, festivo y laboral. En México, 79% de los casos de violencia emocional o sexual contra la mujer suceden en los centros de trabajo, según datos del INEGI.

A fin de generar ambientes laborales sanos que eviten la violencia y el hostigamiento es importante cumplir con el protocolo de actuación ante casos de violencia laboral, hostigamiento y acoso sexual que la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) publicó en 2017.

Si tu jefe no lo conoce, envíaselo por email.

Sugerencia 5: Que los profesores discutan con sus alumnos sobre cómo parar la violencia en los espacios educativos

El acoso sexual y la violencia sexual ocurren en todas las escuelas. Parece que cada semana hay un caso nuevo. La Universidad Nacional Autónoma de México, por ejemplo, lleva meses en huelga: las estudiantes exigen espacios libres de violencia y seguros.

Si, como dice Rita Segatoel feminismo no puede y no debe construir a los hombres como enemigos ‘naturales’” sino que “el enemigo es el orden patriarcal”, los alumnos pueden perfectamente reflexionar sobre cómo librar a las alumnas de violencia en los espacios educativos.

Sugerencia 6: Si vas a la marcha del #8M, respeta las instrucciones de quien la organiza

Si te interesa integrar a tu pareja a la marcha del 8 de marzo, recuerda que deben de formarse en el contingente mixto. ¿Las razones? Hay que seguir las instrucciones de los organizadores de la marcha, que han determinado un orden para cada grupo; además hay que respetar a las marchistas que han sido víctimas de violencia machista y que no se sienten seguras ni cómodas de caminar en un ambiente mixto.

6 propuestas para los hombres en el Un Día Sin Mujeres 3

¡Este 9 de marzo paramos todas!

Recuerda que el próximo lunes, las mexicanas levantaremos la fuerza de nuestra voz, de nuestros pasos, de nuestro trabajo, de nuestro poder adquisitivo, de nuestras vidas y de las vidas de todas aquellas que nos fueron arrebatadas por la violencia machista.

#NiUnaMenos #EstamosHartas #UnDíaSinMujeres #NoMeCuidanMeViolan

Tania Itzel Vargas Romero

Leer previa

El feminismo le ganó al machismo, una historia de éxito

Leer siguiente

#ComoHombres: el HT con el que las mujeres ridiculizan al machismo